LIBRO ABIERTO: Extrañando a Dina
Búsqueda personalizada

Press the button below to view this page in your own language

banderitas traducción
* Miembro de la Asociación Israelí de Escritores en Lengua Castellana (AIELC).

* Miembro de Escritores Club (Agrupación de Escritores Independientes de Habla Hispana).

* Asesor de la Academia Filosófica Hebrea "Sinaí".

Mención de honor en el OCTAVO CERTAMEN NACIONAL Y TERCERO INTERNACIONAL DE CUENTO Y POESÍA JUNINPAIS2009 (Argentina), obtenida con el cuento "Viaje fantástico al bosque encantado".


Mención de Honor "Voz Hispana" otorgada por Ediciones Independientes MAR EN PROA (México), en calidad de finalista del Concurso de Cuento Breve, con "Dimensiones amorosas" y coautor de la Antología correspondiente.

Distinción recibida de C.I.C.L.A., Centro Israelí para las Comunidades Iberoamericanas, en la Universidad Hebrea de Jerusalém.

Uno de los ganadores del Concurso Internacional de Relato Latin Heritage Foundation, con el relato titulado: "Godo".

Dirección de correo electrónico personal del autor:

rudyspillman@gmail.com


Especial diseño del presente blog para teléfonos celulares

diciembre 06, 2008

Extrañando a Dina

de Mario Alonso Madrigal
Aún queda mucho por aprender

Yo, que creí saber tanto respecto a relaciones amorosas, últimamente, sin querer y sin darme cuenta, observando mis experiencias, mis aciertos y sobre todo, mis errores, he visto que en materia de amor, aún me falta tanto por APRENDER... por ENTENDER... por CAMBIAR... por CORREGIR... por ACEPTAR... por MEJORAR...

DEBO APRENDER que enamorarme no es obsesionarme ni irme a los extremos.
DEBO APRENDER a no poner toda la motivación de mi vida en sólo una persona.
DEBO ENTENDER que no se debe rogar amor y que una relación de pareja no es para vivir angustiado.
DEBO APRENDER que si pretendo tener una relación de adulto, debo comportarme como tal.
DEBO ACEPTAR que en el amor como en cualquier otra cosa de la vida, existen los tropiezos, las caídas y los dolores, y el miedo solamente dificulta más las cosas.
DEBO APRENDER que no es bueno sobrevalorar, endiosar, ni idealizar a nadie. Porque todos somos humanos y no debo esperar de mi pareja más de lo esperable de un ser humano.
DEBO APRENDER que es bueno ser como soy, siempre y cuando eso no implique irrespetar a quien esté conmigo.
DEBO ACEPTAR que en algunas ocasiones es necesario pasar por un gran dolor para conocer una gran felicidad, ya que a veces el suelo del fondo es el más apto para brincar.
DEBO ENTENDER que la confortabilidad brindada por la rutina es engañosa, porque la realidad está en constante cambio, por eso es necesario aprender a tolerar la inseguridad natural de la vida cotidiana.
DEBO ACEPTAR que los planes pueden desaparecer en un instante, porque el futuro se mueve como él desee y no como a mí me dé la gana. Si éste me permite hacer algunas cosas sobre él, debo estar agradecido y no lamentándome por lo que no pude hacer.
DEBO ACEPTAR que alrededor del amor se han creado muchas mentiras. Por eso debo dejar de volverle la cara a la verdad sólo para seguir en una falsa comodidad o por miedo al dolor. Si la vida me demuestra que aquello en donde puse mi corazón es una farsa, debo aceptarlo; llorando, desahogándome y renaciendo como una nueva persona.
DEBO MEJORAR mi amor propio...
Para que la partida de quien quiero no me haga sentir despreciado, humillado o rechazado.
Para no ser tan sensible al abandono.
Para no terminar creyendo que me dejaron por feo o por tonto, y poder aceptar que simplemente funcionó el tiempo necesario.
Para no arrastrarme poniéndome de alfombra a los pies de nadie.
DEBO ACEPTAR que agradarle a alguien hoy no garantiza el agradarle mañana. Y eso no tiene por qué ofenderme si lo acepto...


Si acepto que a veces las personas no pueden dar más.
Si acepto que quien esté conmigo tiene derecho a no estarlo, y a que yo ya no le guste.
Si acepto que quien amo, tiene derecho a tomar sus propias decisiones, aunque a mí no me satisfagan.


DEBO RECORDAR que a veces, lo bueno se obtiene esperando y presionando se arruina. Por eso es necesario tener paciencia, esperar tranquilamente y RECORDAR...

Que la impaciencia es producto de un impulso emocional, el cual tal vez pronto pasará.
Que la impaciencia asfixia a quien está conmigo.

Que la presión se puede convertir en irrespeto.
Que tomar una decisión mientras estoy impaciente es peligroso, porque estoy influido por un estado emocional extremo y pierdo toda objetividad, ahí no va mi verdad, sino mi impulso, mi compulsión, y podría hacer algo de lo que me arrepienta.

Además, si soy paciente no veré la espera como sufrimiento.
DEBO APRENDER a no ser posesivo. Que alguien se marche no es perder una pertenencia que me gustaba mucho. Mi pareja no es mía, es prestada, y "su dueño" tiene derecho a llevársela cuando desee. Y aunque "ser dueño" de alguien brinde más seguridad que tenerlo prestado, debo entender que eso es una ilusión. Aunque la creia mía, no lo es, por lo tanto...

No puedo decidir sobre la vida de quien esté conmigo. No puedo esperar que actúe sólo de acuerdo a mis deseos. No debo controlarle, manipularle, adueñarme de ella, ni decidir su destino. No debo reclamarle a la vida por hacerme devolverle lo que me prestó.
Pero sobre todo... DEBO APRENDER... QUE NUNCA DEJARÉ DE APRENDER, y mientras continúo aprendiendo, debo permitirme vivir y sentir.
Y ahora, que me empiezo a recuperar de los dolores sufridos gracias a ni siquiera haber aprendido que aún queda mucho por aprender, lo único restante por hacer es, en medio de unas cuantas lágrimas, tomar un gran suspiro y decirme a mí mismo...
¡Bueno amigo...volvamos a empezar!



Texto extraído del libro:
"Extrañando a Dina"

Escrito por el psicólogo
Mario Alonso Madrigal

San José, Costa Rica, 2006

Para descargar el libro gratuitamente:

http://www.ilustrados.com/buscar.php?search=dina&type=and

O solicitándolo a:
guitarramarpoema@yahoo.com

12 comments :

Laín Deba dijo...

Qué texto tan certero,Rudy. Realmente, y aunque se lea paradójico, ostenta mucha sabiduría el escrito expuesto.

Gracias amigo, porque siempre me incitas a leer palabras con poder.

Un abrazo,

Laín

el marido de la portera dijo...

Gracias ante todo por tu generosidad, por la entrega que se desprende del blog. Me ha gustado mucho y me gustaría, aparte de seguirte, que me visitaras y me aportaras tu punto de vista.

Un saludo y mucha fuerza para continuar con lo que haces.

Rudy Spillman dijo...

Sabes, amigo Laín, he aprendido que todo lo paradójico deja de serlo cuando llegamos a la etapa de las concreciones.
Qué placer tenerte por aquí.
Un afectuoso abrazo, amigo.
Rudy

Diego Jurado Lara dijo...

Hola Rudy.
Siempre tienes algo que enseña. Pareces encontrarlo lo que todos andamos preguntando. Siempre es un placer leerte. Llevaré estas palabras a mi blog si no te importa, tal vez le sirva a alguien.
Un fuerte abrazo.
Diego

Rudy Spillman dijo...

Querido Diego, sabes que de este sitio puedes llevar lo que desees sin preguntar. Me alegra que así lo veas.
Nos hablamos.
Rudy

Rudy Spillman dijo...

Amigo de la Portera:

No sólo te he visitado, también te he leído. Un estilo propio y una forma particular de describir las situaciones. Me ha gustado mucho y te he dejado un comentario.
Volveremos a charlar.
Un saludo.
Rudy

jeas dijo...

me parecieron muy acertadas sus palabras...
uno tiene muchas cosas para aprender en esta vida y a veces parece que el tiempo no alcanza...
pero si tenes con quien apreder es mas facil
y tengo a esa persona conmigo siempre

Rudy Spillman dijo...

Bueno, Jeas, celebro que cuentes con esa persona junto a ti. Pues cuídala, porque no todos tienen la misma suerte.
Un saludo.
Rudy

Anónimo dijo...

Muchisimas Gracias por brindarme la oportunidad de aprender mas y tener la oportunidad de leer un libro como el suyo..felicitaciones por que el libro esta espectacular dice toda la verdad... estare mas pendiente de sus publicaciones por que tienen un contenido maravilloso..

Saludos desde Ecuador..

Rudy Spillman dijo...

Anónimo, como no mencionas su título, no sé a qué libro te refieres. De mi autoría tengo 10 y están a disposición de cualquier lector interesado, con descarga gratuita en el side-bar de este mismo sitio. Pero si te refieres al libro sobre el cual hablamos en el presente artículo: "Extrañando a Dina", para evitar confusiones, te diré que su autor es Mario Alonso Madrigal.
De todas maneras, gracias por tus palabras.
Un afectuoso saludo.
Rudy

Anónimo dijo...

Todo lo q en este libro dice es muy cierto y dan ganas de seguir leyendo muchas gracias

Rafael Morales dijo...

Maravilloso libro, lo busque en muchas librerias y no encontre pero vi el enlace y lo lei en linea felicidades.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...