google-site-verification: google5c087a0da00728df.html LIBRO ABIERTO: Los amigos se eligen
Búsqueda personalizada

diciembre 03, 2009

Los amigos se eligen

Amistosamente...

Desde pequeño crecí con la sensación de que la amistad no existía. Pero además, a diferencia de otros niños de mi edad, tampoco sentía necesitarla. Hoy, ya adulto (eso creo, aunque sólo sea en algún sentido), debo reconocer que no sabría decir si no precisaba de amigos o en realidad los precisaba pero no me sentía seguro de poder conseguirlos. La inseguridad en los niños, generalmente transmitida por su relación con uno o ambos progenitores, opera a veces de esa manera. Cuando el niño tiene dudas de poder obtener algo prefiere no intentarlo para no enterarse. No puedo asegurar que ese haya sido mi caso pero debo entender que bien podría haber sido. Lo cierto es que pasaron los años, crecí y esta sensación creció conmigo. La cantidad de amigos que tuve durante mi avanzado medio siglo de vida podría contarla con una sola mano, aun si la tuviera defectuosa y con la falta de algunos dedos. A lo largo de todo este tiempo fui escuchando frases. De esas que alguien en algún momento crea y los demás las diseminamos. Son como "clichés". A mí nunca del todo me gustaron. Hace ya mucho tiempo, cuando por vez primera escuché decir que "al que madruga Dios lo ayuda" empecé a ser atrapado por intensos accesos de sueño. Quizás como una forma de expresar mi rebelión contra supuestos preceptos universales. Mis mañanas empezaron a comenzar a las 14:00 horas. Al levantarme todos los días, mi madre (idishe mame) me esperaba con la mesa servida y la comida caliente. Por alguna razón que desconocía pensé que yo no querría recibir la ayuda de Dios.
Volviendo al tema de la amistad, hoy creo entender algo mejor esta extraña figura que nunca calzó adecuadamente su horma dentro de mi conflictiva personalidad. Es conocida la frase que dice que "la familia no se elige", en contraposición a los amigos, los cuales uno puede ir eligiendo a satisfacción. Pero una vez que uno los obtiene, ¿qué hacer con ellos? ¿Y qué se supone que harán ellos con nosotros? No se trata de un trofeo o algún premio que podamos exhibir. Tampoco de objetos para ser utilizados de tal o cual manera aunque muchas personas eso lo olviden. Pareciera surgir entre los amigos una especie de contrato tácito de empatía mutua respaldada por verdaderos sentimientos. De acuerdo a este convenio se supone que los amigos debieran mostrar preocupación los unos por los otros en prueba del "amor amistoso" que comparten. Pero en la realidad no siempre es así. Diría que casi nunca. Entonces aparecen los que de todas maneras y sin importarles lo que reciben lo darán todo por el amigo. Pero también estarán los que al comprobar que no reciben lo que han dado (trueque) le dirán al supuesto amigo: "Tú no eres un buen amigo". Entonces quizás rompan su amistad.
Seguramente por falta de experiencia yo no sepa nada sobre la amistad pero lo que sí creo saber es que todo sentimiento verdadero de amor carece de impurezas. Ello significa que brinda de sí todo lo que está a su alcance sin esperar nada a cambio. Por supuesto que esta actitud respaldada por tal sentimiento atraerá almas especuladoras que intentarán aprovechar al máximo esas circunstancias. Son almas que no han logrado aún eliminar sus impurezas. Pero esto es algo que nunca molestará a quien brinda su amor libre de defectos.
En definitiva, lo que quiero decir es que hay personas que como yo, nos hemos salteado ese apetitoso y nutritivo plato caliente, de caluroso y placentero amor, para pasar directamente al postre. Es decir que, del cálido vientre familiar donde suele y corresponde que nazca la expresión de nuestro amor en su práctica más primaria hemos intentado pasar al amor a toda la humanidad. Se entiende, de la manera que cada uno puede. Yo no me conformo todavía con mi expresión de ese amor tan sublime. Sólo sé que estoy en el camino correcto y ello me produce cierta satisfacción. Pero también la insatisfacción de haber perdido algo en el camino, la amistad personalizada. El amigo de la escuela, que continúa siéndolo luego de cincuenta años, el del barrio donde nací... los amigos de toda la vida, que se cuentan con los dedos de la mano, pero que se cuentan. Esos no los tuve ni los tengo. Quizás fui muy exigente. O no los quise tener. Quizás quise desde pequeño pero no me animé. Ahora ya es tarde para eso. Pero de pronto descubro una nueva versión: la amistad virtual. No sé todavía bien cómo es. Quizás nadie lo sepa. Pero a veces se presenta de manera tremenda. Con tanto afecto entregado y recibido que sólo parece poder ser detenida por el error de algún servidor. Pero a mí me hace sentir bien... y siento que a mis amigos también.

A todos mis amigos de la red


17 comentarios:

Katy dijo...

Hola Rudi, te he leído muchas veces aunque nuncao te haya dejado comentario. Soy seguidora de Helen y se que tenéis cosas en común. A propósito de que los amigos yo al contrario me enfrente de jóven con el mundo entero defendiendo la amistad. Y sigo creyendo en ella. "La amistad existe, pero he llegado por la experiencia a descubrir que los amigos tampoco se eligen" El que encuentra "un amigo encuentra un teroso" y esta es una flor que se da muy raras veces. El mundo virtual es un mundo virtual y cómo tal es un espejismo.
Y no se puede dar la amistad tal como yo la entiendo a traves de una pantalla. Se puede dar cariño, compañia, cercanía. Pero abrazo es un abrazo.
Saludos
Un post bello y sincero

Anónimo dijo...

Gracias amigo de la palabra amiga.

"Todos tomamos distintos caminos en la vida, pero no importa a dónde vayamos, tomamos un poco de cada amigo". Tim McGraw

"Mi patria son los amig@s". Alberto Bruce Echenique

psigetdo dijo...

“Nunca es tarde,,,si la dicha es buena”, ¡me identifico enormemente con tu pots!, ¿será que soy yo un bicho raro?, dice otro refrán:” que Dios los crea y ellos se juntan”, en mi vida real conozco a muchas personas, teóricamente tengo muchos amigos, la realidad es que verdaderos, pocos, los puedo contar con los dedos de una sola mano, y me sobran dedos, la palabra “amigo”, es una palabra muy poderosa y hay que ser muy responsable, antes de decirla, me ha gustado tu sinceridad Rudy, no te digo que aquí tienes un amigo, porque entonces yo no seria sincero, pero si te digo que soy un gran admirador tuyo, y eso es un gran principio. Hasta otra Rudy.

Nikkita dijo...

Querido Rudy, estoy de acuerdo contigo en algunas cosas pero en otra difiero. La amistad, para mi, como te dice Katy, es un "divino tesoro", pero si que la elijes. Para sentir esa amistad con alguien has de tener algún tipo de conexión con esa persona, con la que, como en toda relación, cada uno aporta lo que puede o sabe. Los demás, son "conocidos".
La "amistad virtual", no deja de ser irreal, pues nunca conoces a tu "amigo" más que en lo que te quiere mostrar...
Muchos besos

Jose Jaime dijo...

Buena reflexión de la amistad, y la amistad virtual. De momento solo tengo una amiga de la escuela, y un montón de amigos virtuales, con los que me he sentido arropado.

Abrazo

Palabras como nubes dijo...

"Quizás quise desde pequeño pero no me animé." Me identifico totalmente con ésta y otras frases, pero no con la de "ya es tarde", aunque yo también tenga una mano mutilada para contar a mis amigos. Cuando la amistad se da no busca reciprocidad, la recibe de una forma tan natural que a veces espanta y maravilla. La amistad virtual es otra cosa, algo bien distinto pero interesantísimo, y por qué no, absolutamente difrutable. Pero, repito, es otra cosa.
Un abrazo amistosamente virtual :)
Jeve.

Julie dijo...

Tanto de la vida como de la red, he obtenido amigas.... grandes amigas!

Desde ya en ambos casos podemos toparnos con gente que "pasa" por nuestra vida. Pero muchos de ellos (la gran mayoria) ni llenan los zapatos de la palabra AMISTAD.

Por alguna (tonta) razón se ha estigmatizado el obtener amigos en la red y realmente siento pena por aquellos que no se dan cuenta de que es algo diferente, pero más que gratificante. Es una amistad distinta, única y también muy verdadera.

Yo no sé si los amigos realmente se eligen... creo que mejor dicho, nos encontramos. Almas parecidas que al toparse una con otra se dan cuenta que al caminar por la vida juntas, todo es más llevadero.

Gracias por la hermosa reflexión Rudy, un abrazo!

http://marlangel-marlangel.blogspot.com/ dijo...

Hola, Rudy tiempo sin pasar por aquí no habia tenido chance para revisar mi correo y el primer msj que veo en pantalla es el tuyo, me siento dichoza por estar entre tus amigos de la red, para mi a sido un mundo maravillo el darme cuenta que podemos hablar con personas desde tan lejos, compartir anecdotas, saber, que en otras partes del mundo esta una persona a quien le puedes preguntar, confiar y decir tantas cosas, que no somos tan diferentes y que la comunicación fluye como una magia entre la red, esto me llena de felicidad - aunque no podamos darnos un abrazo o estrecharnos la mano y menos recibir un besito en el cachete de amistad, de alguna manera sentimos ese vinculo de amistad que nos une sin fronteras, muchas gracias Rudy por tus palabras..... espero seguir leyendo mucho de tu sabiduria que compartes con nosotros y seguir disfrutando de tu amistad virtual, desde Venezuela tu Amiga de red, Marianela...

Enzo dijo...

En ocasiones aquel a quien creias amigo se acaba convirtiendo temporal o definitivamente en tu mayor enemigo.
Esto me ha pasado ya en varias ocasiones, y solo cuando asi sucede, me replanteo la amistad como el trueque al que has hecho referencia.
Rudy, aunque des sin esperar nada a cambio, aunque des de corazon, hay ocasiones en las que es simplemente inevitable sentir como nunca recibes ni una milesima parte del cariño que entregas.
Esto me ha hecho ser muy reacio a considerar a alguien amigo mio.
Un abrazo!

Unknown dijo...

Querido Rudy

Que bien, siento lo mismo. Una loba esteparia, que se salteo un paso en el camino al amor y hoy, recien hoy descubro que perdí una porcion grande del secreto de una vida feliz

Diego Jurado dijo...

Sólo puedo decirte, a raiz de este expléndido escrito y la reflexión que suscita, que me alegro de poder contar con el profundo calor de tu amistad.
Un fortísimo abrazo amigo mío, en el más profundo de los sentidos de la palabra amigo.
Diego

Anónimo dijo...

Hola, me permites? Acabo de leer su escrito y realmente he quedado encantada, mas bien diria tranquilizada despues de comprobar que no soy la unica persona que conozco que opina en los mismos terminos y en el mismo sentido que yo. Lo que en este texto expone es muy cierto, aunque opino que no siempre es uno de los progenitores o ambos quien o quienes transmiten inseguridad al niño/a, mas bien cre que nace con uno mismo.

Sinceramente me alegro de haber encontrado este rincon suyo y si me lo permite, volvere para seguir leyendo lo que guste de escribir.
saludos

Jon Kepa dijo...

Hace unos años, no demasiados, tuve la ocasión de comprobar lo que son los amigos, los de verdad.
Resulta que alguien se aprovechó de mi y realizó un acto ilegal y se me acusó de forma injusta de un delito ( administrativo) que no había cometido.
Tuve que demostrar que no estaba donde decían que estaba y así demostraría que era imposible que yo hubiera cometido esa falta. Quien realmente la cometió me dijo que él pagaría la multa ( alrededor de 3.000€) pero a mi no me pareció justo que se me acusara de algo que no había hecho aunque la multa la pagara el verdadero culpable.
Así que procedí a buscar testigos. Hubo quien, sabiendo que era cierto lo que decía, se negó a firmar un documento privado afirmando que yo estaba en otro lugar, a uno de ellos le conocía desde hacía más de 50 años, por si esa firma pudiera acarrearle algún problema.
Otra de las personas a la que acudí no solo estaba dispuesta a firmar el documento privado es que además, haciendo uso de su posición política pública, hizo un documento oficial afirmando que yo me encontraba ese dia a más de 400 Km de distancia del lugar de la falta administrativa.
He de hacer notar que el amigo real es el consorte de esta persona, aunque también esta persona es amiga. Que esta persona es un cargo público por una formación política diferente y contraria a mi pensamiento político y lo sabe.

Su acto fue definitivo a la hora de exculparme.

Eso para mi fue una muestra clara de amistad.

Saludos.

Vani dijo...

Hola Rudy! me identifiqué mucho con esta entrada, a mi también me alcanzan los dedos de una mano!!! jaja porque considero que la palabra amigo es una gran palabra que encierra muchos sentimientos compartidos... de chica tambien me sentía como sin amigos pero debido a mi exigencia ya que los consideraba a mis pares más cercanos personas con las cuales no tenía muchas cosas importantes que compartir... pero siempre estaba Martina, las dos nos teniamos la una a la otra. y luego aparecieron en mi vida, Romi, Raúl y Alice que los amo con el alma... y los amigos virtuales, los que están siempre, los que nos alientan y son muy importantes... por lo menos así los considero yo... Rudy, amigo, gracias por compartir esta entrada y te deseo un finde hermoso! Disfrutalo!!! Te envío un abrazo, de esos que hacen bien, si?

Unknown dijo...

¿Qué les puedo decir? Quizás esto no se llame amistad. No lo sé. Pero entonces, que con carácter de urgente le pongan un nombre porque tanta empatía y afecto recíproco lo vale.
Les agradezco a todos y cada uno de ustedes, amigos, la vehemencia de vuestra participación, por igual en el apoyo como en la crítica.

Laín dijo...

m..de alguna manera estoy de acuerdo con el título sobretodo de tu artículo, amigo Rudy.Y aunque la experiencia es personal, lógicamente en cada ser, y aunque suene duro lo siguiente, creo que los amigos se eligen, sí como digo, pero además hay que saber elegir bien.Todo parte desde el comienzo(obvio) pero más que eso, es allí en donde según lugares, circunstancias y muchos elementos más ya se va viendo qué tipo de persona es cada quien.
Es fácil tener un millón de amigos,porque no son sólo para cantar más fuerte, como dice Roberto Carlos en su canción; lo defícil es que cada uno realmente quiera cantar la misma canción..jejej

Como sea, me encantó éste artículo, Rudy; me llevó a escribir más de la cuenta.

Por algo sería,¿No?

Desde ya te voy deseando unas muy felices fiestas a ti y a todos los que pasan por aquí.

Un abrazo

Edda dijo...

No dudes de que la empatía y el afecto crean amistad, aún en la distancia.
Siempre me he sentido afortunada en la amistad, en momentos críticos hay están, lo han demostrado y casi segura estoy que lo continuarán haciendo.
Que tengas buenas noches amigo.
Un abrazo "amistoso"



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...